Las lunas de los vehículos son uno de los puntos que más problemas pueden tener ya que no deja de ser un cristal que sufre golpes de piedras y otros materiales que podemos encontrarnos en la carretera. Es importante hacer un mantenimiento correcto de las lunas y al pequeño desperfecto ponerse en alerta antes de que en medio de un viaje nos encontremos con que nuestra luna se rompa completamente.

En esta parte de tu vehículo debes tener cuidados especiales para evitar problemas importantes. Al ser una de las partes que está más expuesta las temperaturas extremas debe tener un control y cuidados especiales. Con los cambios bruscos de temperatura en el exterior se pueden producir grietas al igual que si en el interior hay una temperatura alta y en el exterior hay temperaturas muy bajas también afectará a su vida útil. Por muy pequeña que sea la grieta no debemos olvidar que puede irse agrandando hasta acabar con todo el cristal despedazado.

Ya sea en épocas de calor como de frío debemos tener en cuenta que el chorro de aire acondicionado o de calefacción no dé directamente en el cristal para evitar resquebrajarse.

Si observas que una piedra o algún otro material ha impactado con tu luna y ha provocado un pequeño impacto se debe actuar ya que si esperas si continúas condiciendo en baches, badenes o con los cambios de temperatura ese pequeño impacto se irá agrandando hasta romper por completo la luna. Además, ten en cuenta que con una grieta en tus lunas no pasaras la ITV de tu vehículo.

No esperes a que el problema sea mayor, si encuentras una grieta, fisura o impacto en tu luna delantera haz que un profesional realice una revisión, para ti seguridad y a de tus acompañantes.

En Multicar estaremos encantados de ayudarte ofreciéndote un servicio personalizado, rápido y con materiales de alta calidad para que vuelvas a conducir de forma segura. Contacta con nosotros y te aconsejaremos en lo más necesites.

Visita nuestro perfil oficial en Facebook y conoce nuestro trabajo.

LLAMANOS